fbpx

¿Sabías de las ventajas de viajar sola?

En cada uno de mis viajes he podido comprobar por mi misma las grandes ventajas de viajar sola.

Muchas veces cuando viajamos lo hacemos acompañadas de amigas, familiares o nuestra pareja. A pesar de que viajar sola debería ser una de esas cosas que todo el mundo debería experimentar al menos una vez en la vida, la mayoría de mujeres no se animan hacerlo por miedo e inseguridad.

Pero ¿Qué pasa cuando únicamente podemos, o queremos, viajar solas?

En nuestra sociedad realizar cualquier actividad sola como ir al cine o tomar un café produce cierto rechazo y eso hace que nos sintamos extrañas cuando decidimos hacer algo en compañía de nosotras mismas. Con los viajes pasa exactamente igual.

Sin embargo, cada vez son más las mujeres que se animan a vivir la experiencia de viajar sola, lejos de ser algo negativo, tiene muchas ventajas que contribuyen a nuestro bienestar personal y lo convierten en una experiencia inigualable.

Por eso, he escrito este post, para contarte 5 ventajas de viajar sola, cambie tu forma de verlo y te animes hacer tu próximo viaje sola.

¡Toma nota y ves preparando tu mochila que nos vamos!

 

1. Te sentirás realmente libre

Al viajar sola no tienes que rendir cuentas a nadie, ni ponerte de acuerdo con tu compañera sobre dónde ir, dónde comer, qué transporte coger… Tú misma marcarás tu ritmo y tomarás tus propias decisiones sin tener que depender de otra persona.

Puedes hacer lo que te dé la gana y cuando te dé la gana.

Pasar el día entero en la playa… perderte por la ciudad… la dueña de tu tiempo eres tú y al tener tanta flexibilidad aumenta exponencialmente tu sensación de libertad.

La mayor libertad que he experimentado en mi vida ha sido viajando sola, sin horarios, sin obligaciones, sin tener que dar explicaciones…

 

2. Conocerás gente nueva

Por muy tímida que seas, viajando sola estás más receptiva y más abierta a conocer gente nueva e incrementarás tus habilidades sociales. Sin darte cuenta acabarás conversando con personas que antes eran auténticos extraños para ti.

Cuando empecé a viajar sola era una persona mucho más introvertida de lo que soy ahora, muchas veces por curiosidad, por necesidad… te relacionas más a las personas y te conviertes en una persona más abierta y sociable.

Las posibilidades de hacer nuevas amistades y conocer gente afín a ti se multiplican. Conocerás gente con historias increíbles y muy similares a las tuyas y harás amistades que perdurarán tras tus viaje.

Además, para los locales las personas que viajamos solas no pasamos desapercibidas y muchos se acercarán a ti para entablar conversación contigo e incluso ofrecerte ayuda. Esto mismo me ocurrió en Penang (Malasia), cuando estaba haciendo autostop una mujer paró, me llevó a la estación de autobuses y me compró el billete a mi destino para asegurarse de que no me pasara nada.

 

3. Y…además te conoces más a ti misma

Viajar sola te brinda la oportunidad de pasar tiempo contigo misma y eso es súper enriquecedor.

No tienes más remedio que escucharte, mirar hacia tu interior y aprender a conocerte.

Descubrirás nuevas facetas de ti que te sorprenderán.

Yo siempre digo que viajar sola es mi mejor terapia, la que me ha ayudado a tomar perspectiva sobre quien soy, lo que quiero en mi vida, conocer mis puntos fuertes y débiles y aceptar todos mis estados de ánimo.

Sin duda, la mejor compañía que puedes tener eres tú misma.

 

4. Aumenta tu nivel de confianza

Estamos acostumbradas a vivir en nuestra zona de confort, a tenerlo todo controlado…. por eso en un principio viajar sola nos produce inseguridad.

De repente tenemos que arreglárnoslas sola, hacer frente a lo desconocido, tomar nuestras propias decisiones e ir solventando cualquier inconveniente que vaya apareciendo durante el viaje y todo esto te convertirá en una mujer más independiente y fuerte.

A veces te tocará andar largas horas con tu mochila a cuestas, otras llegarás a un destino desconocido en plena noche…

Poco a poco iras cogiendo confianza y tendrás más recursos para superar tus miedos, te darás cuenta de todo el potencial que hay en ti. No necesitas a nadie, tan solo te necesitas a ti.

 

5. Estás más presente

Al no tener un compañero de viaje que te distraiga, que te dé conversación… algo se activa en ti que te hace estar más atenta a todo lo que acontece en tu alrededor. Te fijas más en los pequeños detalles, agudizas más tus sentidos … en definitiva estás más presente en el aquí y en el ahora.

Empiezas a mirar el mundo con otros ojos, desmontas mitos que tenías infundados, valoras más todo y no te apegas a nada ni a nadie.

Y esto te lleva a vivir más intensamente cada experiencia.

 

Y ahora que ya sabes algunas de las ventajas de viajar sola, ¿a que esperas a salir de tu zona de confort y explorar el mundo para enriquecerte como persona?

Si aún así estas 5 ventajas de viajar sola no te han convencido te animo a que lees mi post ¿Por qué viajar sola al menos una vez en tu vida?.

 

¡Comparte!