Ribadesella está ubicada en un entorno inmejorable, a los pies del mar Cantábrico y respaldada por los Picos de Europa. Es la escapada perfecta para un viaje accesible si te gusta el mar y la montaña.

Son muchos los atractivos de esta entrañable villa: su patrimonio cultural, sus playas urbanas, perseguir huellas de dinosaurios, miradores desde donde poder admirar su belleza, agradables paseos para caminar, el río sella, una rica gastronomía, sus fiestas,la práctica de actividades deportivas, su costa acantilada…

Pero principalmente, es famosa a nivel mundial por su arte rupestre declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad y por ser meta del Descenso Internacional del Sella, una de las competiciones de piraguas más conocidas en el mundo.

La desembocadura del río Sella divide a Ribadesella en dos lados urbanos conectados entre si por un puente. Por una parte se localiza el casco histórico, que aglutina la zona comercial y de ocio. Y, en la orilla opuesta, modernas urbanizaciones y la Playa de Santa Marina.

¡Acompáñame y descubre los 10 imprescindibles que no te debes perder en Ribadesella y su accesibilidad y enamórate de este precioso rincón del Principado de Asturias!

Qué ver y qué hacer en Ribadesella

Casco antiguo

En el Barrio del Portiellu, antigua entrada de la villa y barrio de pescadores, se encuentra uno de los rincones más creativos de Ribadesella. Una escalera donde los propios riosellanos han pintado cada peldaño de un color diferente acompañado de una frase inspiradora en cada uno de ellos. 

Jonathan Evia, el propulsor de esta animada iniciativa, fue el primero en escribir en el primer escalón el mensaje «que sería de la vida si no tuviéramos el valor de intentar algo nuevo».

Calle peatonal casco antiguo de Ribadesella. Con fachadas de colores y terrazas de bares donde la gente está tomando algo.

Recorriendo las calles de su casco antiguo presta atención a la singularidad de sus edificaciones con sus fachadas antiguas coloridas y balcones en voladizos.

Como joyas arquitectónicas de este núcleo urbano está la Casa Blasonada de la familia Ardines, la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena, la Casa Palacio de los Prietos (hoy correos), la Casa del Escudo (S.XVIII) y Torre de la Atalaya.

Además, es la zona comercial y de ocio por excelencia de Ribadesella. Con numerosas tiendas, pastelerías, bares, restaurantes y por supuesto sidrerías. El sitio perfecto para hacer una parada y degustar la gastronomía asturiana o tomar alguna sidra.

 

Ermita de Guía y su mirador

Foto al atardecer de la playa y una colina con la Ermita de Guía en lo alto y un sendero en zig zag para acceder a ella iluminado.

La Ermita de Nuestra Señora de Guía, es una capilla renacentista de finales del siglo XVI, que acoge a la virgen de Guía la patrona de los marineros. 

Al ubicarse en la cima del Monte Corberú este lugar hace también de mirador. Desde aquí se obtiene unas vistas espectaculares de toda Ribadesella, del mar Cantábrico, los acantilados y las montañas.

Un panel de interpretación junto a la Ermita permite apreciar e identificar todos los puntos de interés que son visibles desde este privilegiado mirador.

En los alrededores se conservan tres cañones que en otro tiempo sirvieron para la defensa del pueblo.

 

*Accesibilidad*

Para llegar hasta la Ermita y el mirador, hay dos opciones.

Trozo del Camino de la Guía con adoquines de piedra, que discurre en una colina y con vistas al mar y Ribadesella.

Desde el Casco Histórico por el «Camino de la Guía». Un camino que discurre por el monte Corberú con vistas a Ribadesella. La mejor opción para personas en silla de ruedas o carros de bebés, porque es en pendiente y su pavimento es de adoquines de piedra natural por lo que es posible que se precise de ayuda.

O, al final del paseo de la Grúa, por un trayecto de escaleras.

Paseo de la Grúa

Personas caminando por el paseo marítimo de la Grúa con vistas al mar de Ribadesella

Es un paseo súper agradable y bonito. A cada paso que das vas contemplando el casco urbano de Ribadesella, el puerto, la playa de Santa María situada justo en frente y también como confluye las aguas del río sella con las del mar Cantábrico. 

Este paseo adquiere otros nombres como, la ruta histórica del puerto, porque en su recorrido se localizan seis murales en tonos azules y sepia, obra de Antonio Mingote, que representan los aspectos mas relevantes de la historia riosellana, desde la prehistoria hasta la actualidad. 

Murales explicativos de la historia de Ribadesella con ilustraciones de cada época en tonos azules y sepia.

Es una ruta accesible con información en braille y audiciones que narra los diferentes momentos plasmados en cada uno de los murales. Además, hay pequeños paneles con los dibujos de Mingote en relieve.

O, el nombre de la mitología asturiana, porque a lo largo de este paseo también se han ubicado paneles con dibujos de personajes mitológicos de la cultura asturiana con una breve explicación sobre los mismos.

Paseo de la Princesa Letizia

Paseo marítimo dela Princesa Letizia que transcurre al lado del mar con el núcleo urbano de Ribadesella de fondo.

Siguiendo este paseo marítimo llegarás al puerto pesquero que fue uno de los más importantes del Cantábrico. 

Ribadesella sigue manteniendo su actividad pesquera y conserva una pequeña flota de barcos amarrada junto a la lonja del pescado inaugurada en 1936.

Por lo que es normal ver a los pescadores descargando sus capturas a cualquier hora del día.

No pierdas la oportunidad y date el capricho de disfrutar de un pescado de primera calidad recién sacado del mar en alguno de los restaurantes próximos a este paseo.

Paseo de los vencedores del sella

El descenso del Sella es la única fiesta asturiana declarada de Interés Turístico Internacional.

Cada año, el primer sábado de agosto, se dan cita aquí cientos de piragüistas de todo el mundo que se suman a esta competición. Hay que destacar que el fin de semana previo se realiza el Descenso del Sella Adaptado, sobre el cual escribí un artículo.

Es un evento deportivo tan importante que no es de extrañar que exista un paseo que discurra paralelo a la ría de Ribadesella como homenaje a todos los vencedores del Sella.

En este interesante paseo hay varias placas en el suelo con el nombre de cada uno de los vencedores del Sella de cada año desde 1990 con los mejores tiempos.

También se alza una escultura de una K2 con dos palistas que representa el triunfo de los piragüistas riosellanos en este importante acontecimiento deportivo y el podium donde se entregan los premios a los ganadores del Descenso Internacional del Sella cada año.

Paseo Playa de Santa Marina

Vista de la playa de Santa Marina con casonas de indianos y al fondo una colina verde con la Ermita de Guía en lo alto.

Cruzando el puente, pasarás por el puerto deportivo, desde donde empieza el paseo marítimo que nos lleva a la Playa de Santa Marina.

Un paseo de un kilómetro y medio donde poder darse un baño refrescante en la playa, caminar tranquilamente y contemplar la estructura arquitectura que salpica la zona. Un ejemplo son las casas de Indianos, que ya hablé de ellas en el post de LLanes accesible.  Algunas se han convertido en hoteles y otras conservan su carácter de residencias privadas. Destacan el Chalé de la Marquesa de Argüelles y Villa Rosario.

Al final del paseo marítimo está La Punta’l Pozu donde están las famosas huellas de dinosaurios, y un mirador al mar.

Para volver podemos hacerlo por el Parque de El Malecón, una marisma de gran interés ecológico, al ser un lugar de paso para las aves migratorias. 

Se ha habilitado un vía asfaltada y una serie de pasarelas de madera accesibles y torres para poder contemplarlo.

Playas Urbanas

Playa de Santa Marina

Vistas de la playa de Santa Marina, con urbanizaciones unifamiliares y montañas de fondo.

Esta playa urbana de arena dorada, distinguida por la Q de calidad turística, es el lugar perfecto para practicar surf o disfrutar de un día de playa.  Una playa accesible que cuenta con numerosos servicios e instalaciones como: 

  • Puesto de salvamento y primeros auxilios.
  • Aparcamiento reservado para personas con movilidad reducida.
  • Punto accesible para personas con discapacidad.
  • Aseos y duchas adaptados para personas con movilidad reducida.
  • Servicio de baño asistido con silla anfibia
  • Servicio de megafonía.
  • Sistema de identificación para niños perdidos.
  • Cambiador de bebés en aseo de punto accesible.

Playa de la Atalaya

Esta pequeña cala escondida y acogedora, formada por arena blanca y piedra es la preferida de los locales para disfrutar de un baño.

Aunque tiene un acceso por rampa y por escaleras, yo os recomiendo su otra playa urbana, por estar dotada de más servicios e instalaciones.

Miradores de Ardines

Exactamente son tres miradores esparcidos por el área recreativa de la Moría, desde donde puedes contemplar toda Ribadesella y su entorno desde diferentes perspectivas. 

 

*Accesibilidad*

El primero de ellos se puede acceder fácilmente en coche y encontrarás un aparcamiento muy próximo. Desde aquí podrás observar la Playa de Santa Marina, las casonas de Indianos y el Parque Malecón. 

Para ir a los otros miradores la accesibilidad para personas usuarias de silla de ruedas es más difícil porque se llega a través de un sendero arenoso y con piedrecitas.

Cueva de Tito Bustillo

Muy cerca se encuentra la Cueva de Tito Bustillo, una joya del arte Paleolítico a nivel mundial con numerosas pinturas y grabados rupestres que te transporta al pasado prehistórico. Fue descubierta en 1968 y declarada Patrimonio de la Humanidad en 2008.

Por motivos de conservación, la Cueva de Tito Bustillo solo se puede visitar durante un periodo de seis meses al año de marzo a octubre, y cuenta con un número muy reducido de visitas diarias, por lo que es imprescindible realizar la reserva con antelación.

Sin embargo, lo que si se puede visitar durante todo el año es su Centro de Arte Rupestre Tito Bustillo, donde hay una exposición permanente sobre la historia y el descubrimiento de las cuevas y de lo que se puede ver en la misma. 

Sin coste adicional se puede visitar junto con la entrada al Cetro de Arte Rupestre de Tito Bustillo, la Cuevona de Ardines, Otra espectacular cueva también declarada Patrimonio Mundial. Eso sí, ten en cuenta que para acceder a esta cavidad hay que subir 300 escalones.

 

*Accesibilidad Centro de Arte Rupestre Tito Bustillo*

Visita accesible. Su entrada principal es sin desniveles y se puede circular sin dificultad por la diferentes salas de exposiciones en silla de ruedas.

Hay plazas de aparcamiento próximas reservado para personas con movilidad reducida, baños adaptados y ascensor.

La exposición esta adaptada con equipos y materiales didácticos y audiovisuales de gran calidad y muy bien estructurada. 

Precio reducido para personas con discapacidad y posibilidad de visitas grupales adaptadas a las necesidades específicas de personas con algún tipo de discapacidad física, sensorial y/o intelectual. 

Más información en su página web Centro de Arte Rupestre Tito Bustillo.

Cuevona de Cuevas

Carretera atravesando una cueva iluminada con luz artificial de formaciones kársticas.La foto se ha publicado bajo licencia CC BY 2.0 en el Flickr del usuario Rubén Iglesias.

Este rincón próximo a Ribadesella es muy peculiar, porque en 300 metros de carretera atraviesas una cueva natural con impresionantes formaciones calcáreas.

Te aconsejo que aparques tu coche en un aparcamiento habilitado cercano y la recorras andando para observarla con más detalle porque es una pasada. ¡Y además es accesible!

No olvides llevar contigo una linterna o ropa reflectante porque hay muy poca iluminación.

 

Ribadesella Accesible

Es muy cómodo moverse por Ribadesella porque parte de su centro urbano es peatonal y además los trayectos para ir de un lugar a otro son llanos y con pavimento uniforme.

Puedes disfrutar tranquilamente de los numerosos paseos, darte un baño en la playa accesible de Santa Marina, conocer su arte rupestre que te hará viajar al pasado en el Centro de Arte Rupestre Tito Bustillo o adentrarte en la Cuevona porque como he detallado en cada apartado son accesibles.

Incluso puedes disfrutar de una de las actividades más populares y divertidas que ha hecho popular ha esta villa, descender el Sella en piragua. 

Al ser una villa pequeña, no necesitarás de medio de transporte para visitarla, simplemente estacionar tu coche en uno de los aparcamientos gratuitos y a dejarte llevar y descubrir cada rincón.

Pero si precisaras de un taxi para un trayecto puntual, el concejo de Ribadesella dispone de un taxi accesible.

Te aconsejo que te descargues la App de Ribadesella con información útil sobre los principales puntos de interés turísticos.

 

Me interesa tu opinión: ¿conocías Ribadesella? Cualquier comentario sobre vuestra experiencia en Ribadesella será de utilidad para otros viajeros, no dudes en compartirla en esta comunidad accesible.

 

¡Comparte!