Todo aquel que se aventure a descubrir Islandia, tarde o temprano acabará realizando una parada en Reikiavik, la capital de este país.

Esta ciudad, de tan solo 120000 habitantes, se considera una localidad pequeña si la comparamos con el resto de las capitales de Europa, pero no por ello es menos interesante.

Reikiavik es una ciudad amigable, pintoresca y de animado ambiente. Sin duda, la belleza de Reikiavik está en su sencillez.

Es una ciudad que te invita a pasear por sus calles, descubrir todo tipo de detalles y pararte en cada esquina a fotografiar algo que llame tu atención como el colorido de sus casas, sus jardines descuidados, los diversos grafitis que hay por la ciudad, sus cafeterías…

Una característica interesante que hace que Reikiavik sea realmente atractivo para los usuarios de sillas de ruedas es que todos los edificios públicos de la ciudad son accesibles, por lo que hay muchos lugares para explorar.

Además, la mayoría de sus aceras están en buenas condiciones, y muchas partes de la ciudad son planas, lo que facilita el desplazamiento por la ciudad y el turismo accesible. Si bien, la colina que conduce al monumento más famoso de Reykjavik, Hallgrimskirkja puede suponer un problema si eres usuario en silla de ruedas especialmente manual, que necesitarás ayuda para empujarte. 

En este post comparto nada más ni nada menos, que 20 cosas que puedes ver y hacer en Reikiavik, la mayoría de estas actividades pueden ser disfrutadas por todas las personas.

¡Reserva un par de días para explorar esta ciudad porque tiene mucho que ofrecerte!

 Reikiavik Accesible: los 20 imprescindibles

Únete a una visita guiada gratuita

Te recomiendo que reserves dos horas de tu tiempo en Reikiavik para hacer este tour al comienzo de tu viaje. Una manera diferente de conocer mejor la ciudad y, en especial, la cultura y carácter de los islandeses. Es una actividad apta para cualquier persona (incluyendo a usuarios de sillas de ruedas).

El tour es gratuito pero tienes la opción de hacer una donación voluntaria al final del recorrido.

Visitar la iglesia Hallgrímskirkja

Fachada de la Iglesia de Hallgrimskirkja

Esta iglesia es sin duda un icono de la ciudad, sus 74,5 metros de altura hace que sea visible desde casi cualquier lugar de Reikiavik. 

Su arquitecto, Gudjón Samúelsson, se inspiró en las columnas de basalto para construir su espectacular fachada, sin embargo, su interior es muy sencillo, lo que más llama la atención es su enorme órgano de tubos.

En frente de la iglesia se halla la estatua del vikingo Leif Ericsson, según dicen fue el primer europeo que llegó a América.

La entrada es gratuita, pero si quieres contemplar unas magníficas vistas desde su torre se tiene que pagar. 

Laugavegur, la arteria comercial de Reikiavik

Recorrer la principal calle comercial de Laugavegur abarrotada de tiendas de ropa, de souvenirs, de bares y de los restaurantes más llamativos de la ciudad. 

El nombre significa «camino de lavado», porque antiguamente las mujeres de Reikiavik lavaban su ropa en esta calle.

Plaza Austurvóllur

Esta plaza pública es uno de los lugares más populares de la ciudad. Cuando hace buen tiempo, los locales se reúnen aquí para tomar algo, hacer un picnic o tumbarse en el césped.

En el centro de la plaza se encuentra la estatua de Jón Sigurôsson, héroe nacional de Islandia y, en sus alrededores algunos de los edificios más emblemáticos como el Parlamento de Islandia y la catedral de Reikiavik.

Adentrarse en la vieja Reikiavik y pasear por el tranquilo lago Tjörnin

Lago Tjörnin y al fondo algunos de los edificios más característicos de la ciudad

En el corazón de la capital se encuentra este lago, un remanso de paz rodeado de casas coloridas desde donde podrás avistar cerca de 40 especies diferentes de aves que acuden aquí en cualquier época del año. Sin duda es un lugar estupendo para que los niños se diviertan alimentando a los patos con pan.  En invierno el estanque se congela y se convierte en una pista de patinaje al aire libre.

Cerca del lago se encuentra el Ayuntamiento (Radhús en islandés), en su interior hay un espectacular mapa de Islandia en 3D (tres dimensiones).

El puerto de Reikiavik

Zona muy concurrida y el lugar perfecto para pasear, comprar algún recuerdo, observar los barcos, y las antiguas casas de pescadores, que hoy en día se han reconvertido en restaurantes donde degustar algunas de las especialidades gastronómicas locales como la sopa de langostas.

Actualmente, es el lugar de partida para realizar muchas de las excursiones en barco para observar ballenas y frailecillos. 

Mercado de Kolaportid

Es un mercado muy curioso y de ambiente animado, situado en el puerto, donde puedes encontrar un montón de cosas interesantes, desde comida típica islandesa, hasta ropa de segunda mano, antigüedades y especialmente lopapeysas (jersey de lana típico del país). 

Sólo está abierto los fines de semana.

Concert Hall Harpa

Edificio Harpa en el centro de la imagen, a la izquierda el paseo marítimo y a la derecha el mar

Este impresionante edificio moderno de cristal es un espacio para conciertos y conferencias. Sin duda es una representación del valor que se le da a la cultura en este país.

No dejes pasar la oportunidad de visitar su interior, te sorprenderá por el cambio de tonalidades en función de la luz y el reflejo del agua, además podrás disfrutar de unas vistas increíbles en sus cómodas butacas.

 Solar, la nave del sol

Estatua Nave del sol con forma de barco de acero inoxidable. Ubicada en primera línea de mar con las montañas nevadas de fondo.

Este barco de acero inoxidable diseñado por Jón Gunnar Árnason, en homenaje al 200 aniversario de la ciudad, es la escultura más atractiva de la ciudad, simboliza el progreso y la libertad.

Se ha convertido en uno de los monumentos más fotografiados de la ciudad por su excelente ubicación, al estar en el paseo marítimo al lado del mar y con las montañas cubiertas de nieve como escenario de fondo.

Disfrutar de un buen café

Los islandeses tienen gran devoción por el café, se bebe y se toma en todos los lugares y a todas horas, incluso en algunos establecimientos como bancos y supermercados es gratuito. Esto explica el gran número de cafeterías que existe en la ciudad.

Degustar un café será la excusa perfecta para refugiarte de la climatología cambiante de Islandia y descubrir como se relacionan los islandeses al considerarse las cafeterías un entorno clave en la vida social de sus habitantes.

La mayoría de las cafeterías donde vayas a disfrutar de un café, té o chocolate son “all you can drink” por lo tanto podrás tomar todos cuanto quieras sin pagar más.

Pero no te demores mucho en tomártelo, porque cuando se adentra la noche el sabor de café se mezcla con el de alcohol ya que estás mismas cafeterías se convierten en bares para salir de fiesta.

Comerte el mejor perrito del mundo

Puesto de perritos calientes blanco y rojo. Personas haciendo cola para pedir y otras sentadas en un merendero de madera comiendo un perrito.

Bæjarins Beztu Pylsur es el puesto de perritos calientes ( Pylsur en Islandés) más famoso del país y posiblemente del mundo. Se trata de un carrito sencillo, de color blanco y rojo con una salchicha dibujada. Fácil de localizar por que siempre está lleno. 

El perrito estrella es el  “Eina með öllu”,que lleva de todo: remoulade (una salsa a base de mayonesa), mostaza, ketchup, cebolla caramelizada y cebolla cruda.

Visitar la colina de Þúfa

Esta colina de hierba de 8 metros de altura y 26 metros de diámetro, fue construida con 4500 toneladas de grava. Está coronada por una cabaña que se usa tradicionalmente para secar el pescado.  

Se puede subir hasta su cima para contemplar las hermosas vistas que ofrece desde aquí al puerto viejo, el harpa y la bahía de Faxa, siguiendo un camino en espiral que rodea la colina.

Según su artista, Ólöf Nordal, es un lugar para desconectar y meditar en la ciudad.

Visitar algún museo en la ciudad

Que Reikivaik sea una ciudad pequeña, no significa que no tenga un amplio repertorio de museos para visitar en toda la ciudad, y podamos conocer más sobre los orígenes y la historia de este sorprendente país. Es una opción ideal para disfrutar en familia,  todos ellos con diferentes temáticas: arte, marítimo, cultural, incluso uno con casi 300 especies de penes de 90 animales diferentes.

Algunos de los más famosos son : Museo Nacional, Reykjavik 871+/-2, Museo al aire libre de Árbæjarsafn, Galería Nacional, Museo Marítimo y Faloteca Nacional de Islandia.

Perlan

Vistas a la ciudad de Reikiavik desde el mirador Perlan, se aprecia las casas de colores y al fondo las montañas nevadas

Si nos alejamos un poco más del centro de la ciudad, a tan sólo 2 km se encuentra el Perlan, antiguamente fue un depósito de almacenamiento de agua caliente de origen geotérmico.

Este edificio mide 25,7 metros de altura y está situado sobre la colina de Öskjuhlíð, es el lugar perfecto para disfrutar de las vistas de Reikiavik, en su cuarta planta encontrarás un mirador que ofrece una panorámica de 360 º de la ciudad y un piso más arriba, un restaurante.

Además, en el interior se aloja el Museo Saga, donde los niños aprenderán sobre los glaciares de Islandia, las formas de vida que los habitan, su historia y el futuro de los glaciares con el cambio climático. También podréis viajar a través de una cueva de hielo.

Blue Lagoon

Personas bañándose en el complejo de aguas termales Blue Lagoon de aguas turquesas

Este espectacular complejo de aguas termales se ha convertido en una actividad imprescindible que todo turista debe hacer si visita este espléndido país.

No hay nada mejor como sumergirse en sus cálidas aguas turquesas y relajarse, se dice que su barro blanco de sílice que encontrarás alrededor de la laguna tiene propiedades curativas y te dejará la piel muy suave.

Además su ubicación es excelente, situada a unos 40 minutos al sur de Reikiavik y a unos 20 minutos del aeropuerto de Keflavik. 

¡Completamente accesible para personas en silla de ruedas!

Relajarse en una piscina termal

Seguro que lugares como el Blue Lagoon y los Mývatn Nature Baths están en tu lista de cosas que hacer en Islandia, pero Viaje sin Barreras te aconseja algo menos turístico, más auténtico y además más económico, que te permitirá estar en contacto con la gente local, ir a una de las piscinas públicas de Islandia.

No tienes que esperar a que sea verano, puedes bañarte durante cualquier época del año independientemente de las condiciones climáticas, lo cual lo hace más atractivo aún, por ese contaste de temperatura. Y, donde estoy segura que gozarás de un buen ambiente, pues los islandeses las visitan con frecuencia para socializarse siendo un punto de encuentro entre los amigos o familiares.

Disfruta de un baño en un jacuzzi al aire libre. Y para los más pequeños, también hay toboganes acuáticos.

Playa de Nauthólsvik

Personas dándose un baño enel jacuzzi rectangular de agua geotérmica y la playa de fondo

Si os gusta más la playa que la piscina no hay problema, podéis dirigiros hasta Nauthólsvík, una playa geotermal que se inauguró en el año 2000 de fina y dorada arena traída de Marruecos.

Esta zona al aire libre es perfecta para tomar el sol, realizar actividades recreativas como la vela, disfrutar del jacuzzi de aguas calientes o su laguna artificial donde se mezcla el agua del mar con el agua caliente que sale de la tierra llegando alcanzar una temperatura de unos 19 grados.

Cuenta con infraestructuras como vestuarios, duchas, un chiringuito y la posibilidad de alquilar barbacoas.

Avistamiento de animales

Una de las cosas que hacer en Reikiavik más interesantes es hacer una excursión para ver puffins (un tipo de ave muy famoso en Islandia) o un avistamiento de ballenas. Sin duda es una opción excelente para disfrutar de animales en su hábitat natural.

Este tipo de excursiones salen a diario desde el puerto de Reikiavik.  La mejor época para realizar un crucero para ver ballenas en Islandia es desde abril a septiembre, aunque no te garantizan que vayas a tener éxito. 

Los tipos de ballenas que se pueden observar en Islandia son: la Ballena Minke, la Ballena Jorobada, las Orcas, la Ballena Azul, las Marsopas (las más pequeñas de todas) e incluso delfines.

En busca de Auroras Boreales

Aunque Reikiavik no es uno de los mejores lugares para ver Auroras Boreales, en comparación con el resto de la isla, sí que hay algunos sitios desde donde poder observar esta maravilla de la naturaleza.

Echa un vistazo a la predicción de las auroras boreales cada noche. Puedes contratar una excursión o buscar por tu cuenta un sitio más alejado de las luces de la ciudad para admirar este espectáculo. 

Recuerda que este fenómeno solo es posible de finales de agosto a mediados de abril, cuando hay mayor oscuridad y siempre y cuando el cielo esté despejado.

Isla de Viðey

Cerca de Reikiavik está la isla de Viðey, donde puedes ver uno de los monumentos más especiales de Islandia, Imagine Peace Tower (Torre Imagina la Paz) un homenaje a John Lennon.

Consiste en un monumento de piedra blanca, conocido por el pozo de los deseos, en cuya base tiene las palabras «Imagina la Paz» talladas en 24 idiomas, desde donde se proyecta una columna de luz verticalmente al cielo.

Además, esta isla es un destino ideal para observar diversas aves marinas tales como los alcatraces, gaviotas, cormoranes, el charrán ártico y, por supuesto los frailecillos.

Cómo moverse por Reikiavik

Todos los autobuses públicos en Reikiavik son accesibles, están equipados para que las personas con movilidad reducida puedan entrar con su silla de ruedas.

El Flybus desde el aeropuerto también tiene capacidad para sillas de ruedas, lo cual es práctico ya que es más económico que tomar un taxi.

Si prefieres realizar tu traslado desde el aeropuerto a la ciudad o viceversa o desplazarte por la ciudad en transporte privado hay una serie de compañías de taxis para personas con movilidad reducida en Reikiavik.

 

Me interesa tu opinión, ¿conocías Reikiavik? Cuéntame tu experiencia en la capital islandesa

Si estás pensando en realizar un viaje accesible a Islandia Viaje sin Barreras te ayuda a organizarlo, en función de tus necesidades y expectativas haré un viaje adaptado a ti,  para que te limites únicamente en disfrutar, contacta conmigo.

 

 

¡Comparte!