fbpx

Navidad navidad…dulce Navidad… la alegría de estas fechas hay que celebrar ¡ey!

La Navidad esta a la vuelta de la esquina y desde Viaje sin Barreras me gustaría que estas fechas tan señaladas sean más especiales todavía para ti. Por eso en este post he seleccionado 5 mercados navideños accesibles en diferentes ciudades de Europa para que pases unas navidades diferentes y descubras las tradiciones navideñas propias de cada una de estas ciudades.

En esta época del año estas ciudades tienen un encanto especial. Todas se visten de alegría por el colorido de sus luces y adornos navideños que decoran sus fachadas y calles. Y la música se apodera de cada rincón de la ciudad. ¡Ten siempre tu cámara a mano porque todo te cautivará!

Pero sin duda lo mejor de todo son sus mercados navideños, con coquetas casetas de madera donde se venden todo tipo de artesanía y productos típicos (¡seguro que picas algo!) y además tiene lugar numerosos espectáculos. ¡El ambiente es extraordinario!

Aunque todos los mercados navideños son accesibles, es cierto que hay tener en cuenta que el casco antiguo de las ciudades europeas se caracterizan por tener pavimento adoquinado que puede dificultar el desplazarse en ciertos tramos si eres usuario de silla de ruedas. 

Pero que esto no te frene a viajar, porque informándote previamente y con una correcta planificación podrás disfrutar de tu viaje sin barreras.

¡Sigue leyendo y decídete por unos de estos destinos! Ah, y apresúrate a reservar tu viaje que la disponibilidad se agota rápido.

 

Budapest, Hungría

Si la capital húngara es una ciudad que sorprende, imagínate iluminada en Navidad. En estas fechas Budapest se viste de gala, luz y color y en varios puntos localizados de la ciudad encontrarás varios mercados navideños con un amplio programa de eventos musicales, coros y espectáculos de marionetas.

En todos ellos tendrás la posibilidad de degustar varias especialidades gastronómicas típicas húngaras como: langos (pan frito húngaro), kolbasz (salchicha húngara), Bejgli  (pastel típico navideño) o Kürtőskalács. Lo puedes acompañar con un vaso de krampampuli, una bebida caliente que recuerda al ponche, para que entre mejor.

El mercado navideño más grande y animado es el ubicado en la céntrica plaza de Vörösmarty, con más de 100 casetas de madera donde venden artículos de gran calidad artesanal, que han sido seleccionados previamente por un jurado, y prendas de ropa. 

Además, en esta misma plaza puedes contemplar un gran árbol de navidad y un enorme calendario de Adviento.

Mercado navideño de Budapest con la Basílica de San Esteban de fondo, una pista de hielo y un árbol de navidad con luces azules.

Otro mercado navideño popular es el de Adventi Ünnep, en la Basílica de San Esteban. Su centro está presidido por un árbol de navidad, con una pista de hielo y una gran decoración de luces. Cada media hora entre las 4.30 y las 8 de la tarde se lleva a cabo un espectáculo de luces navideñas en la fachada de la basílica digno de ver.

 

Copenhague, Dinamarca

Que el frío y las pocas horas de luz no sea una excusa para perderte esta increíble ciudad en Navidad.

Durante las navidades en Copenhage se distribuyen varios mercados navideños, pero si hay uno que destaca entre todos por su belleza es el de los jardines del parque Tivoli y ¡ademas es accesible y con baños adaptados!

Parque de atracciones de Tivoli de Copenhage decorado con luces de Navidad.

Tivoli, uno de los parques de atracciones más antiguos del mundo, abre sus puertas cada Navidad para que todas personas puedan divertirse mientras pasean por él.

Todo el parque esta decorado con millones de luces, motivos navideños, y hasta puedes visitar la aldea de Santa Claus o patinar en su pista de hielo.

¡Aquí no existe el aburrimiento! Puedes curiosear en los diversos puestos donde venden todo tipo de artículos de regalo y recuerdos, probar productos típicos daneses como æbleskiver (unas bolitas dulces) o pebernodder unas galletas pequeñas y redondas que solo se preparan en navidad o beber un glögg, vino caliente aromatizado con especias y que se sirve ardiendo.

Pero por si esto fuera poco en el mismo parque se suceden desfiles, coros de villancicos, música en directo y juegos para los más pequeños.

Mercado navideño de noche de Copenhage con casas de fachadas coloridas y un canal enfrente con pequeñas embarcaciones adornadas con luces navideñas.

 

También puedes visitar el mercado navideño de Nyhavn, situado en una de las zonas mas populares de la ciudad. Hay puestos decorados a lo largo del muelle con las preciosas casas de colores como telón de fondo, y sus viejas embarcaciones iluminadas ¡la estampa es preciosa!

Deja tiempo para pasarte por la plaza del Ayuntamiento, para ver el mayor árbol de Navidad en Copenhague. Y, por el barrio okupado de Copenhague,que cada Navidad abre un precioso mercadillo en su nave central cuyos beneficios van para esta comunidad. 

 

Estrasburgo, Francia

Estrasburgo, declarado Patrimonio de la Humanidad, es una de las ciudades de Europa que visitar en Navidad si buscas la típica ciudad de postal navideña

Recorrer sus calles en esta época tan especial avivará todos tus sentidos. Se te abrirán los ojos como plato al observar el decorado de luces de la ciudad, afinarás tu odio para escuchar villancicos, se te abrirá el apetito con el olor que se desprende de sus puestos de comidas, saborearás las delicias de su gastronomía y podrás comprar artesanía navideña en los puestos de madera. 

Diversos adornos de Navidad colgando de una caseta.

 

Desde 1570 se celebra aquí el mercado de Navidad más antiguo de Francia, el famoso “Christkindelsmarik” de la plaza Broglie. Está formado por más de 300 casetas de madera que ocupan varias plazas del centro de la ciudad, Broglie y la de la Catedral. Aprovecha para pasear cuando cae la noche y todo se llena de magia.

La Place Kléber, acoge el tradicional árbol de Navidad y es donde se organizan conciertos y actividades. Es perfecto para involucrarte en sus tradiciones y ver el maravilloso árbol de Navidad. 

Como curiosidad, te puedes pasear también por la Place Gutenberg, que cada año recibe a un país invitado acogiendo su cultura.

 

Núremberg, Alemania

Todos sabemos que Alemania es la cuna de los mercados navideños, pero si hay uno que se lleva la palma es el de Núremberg, uno de los mercados de navidad más famosos y bonitos del mundo.

Esta pequeña ciudad medieval instala cada año, en la Plaza del Mercado más de 180 puestos de madera que rivalizan entre si por el premio a la decoración de sus puestos.

En ellos se pueden encontrar todo tipo de objetos de decoración relacionado con la Navidad y de productos típicosGlüwein vino caliente, salchichas Bratwurst y galletas Lebkuchen.

Mercado de Navidad de Núremberg nevado y personas paseando por sus puestos de madera.

 

Puedes recorrer también el Mercado de Navidad de Ciudades Hermanadas, se llama así porque se expone productos típicos de las ciudades hermanadas con Núremberg.

Y, si viajas con niños, una parada obligatoria es el el mercado Kinderweihnacht, el mercado de navidad de los niños. En él los más pequeños se lo pasarán pipa montando en el carrusel de vapor o una noria pequeña y con los juegos y animaciones que tienen preparados.

Estate atento por si tienes la oportunidad de conocer a Christkind, un personaje mitológico alemán, representado como un niño con el cabello rubio y alas de ángel, que trae regalos durante la Navidad en Alemania.

 

Salzburgo, Austria

Otro buen plan, es venir a una de las ciudades otorgadas con el premio Ciudad Accesible.

Salzburgo se torna mágica cuando sus calles se llenan de luces y casetas navideñas. El alegre bullicio que se respira por estas fechas en esta ciudad cautiva a todos sus visitantes.

Adornos navideños para el árbol de ángeles blancos, botas de patinaje sobre hielo y caballitos de madera. rojos.

 

El mercado más tradicional de Salzburgo es el de Christkindlmarkt, donde se instala al pie de la fortaleza de Hohensalzburg y alrededor de la venerable catedral de Salzburgo. Sus puestos decorados con tanto cariño invitan a los visitantes a detenerse y explorar.

En este espacio tiene lugar un infinidad de eventos musicalesamplio programa de eventos como: el canto coral, coros de villancicos, conciertos de música tradicional, una exposición de belenes, conciertos y pasacalles.

Pero, el mercado navideño más bonito esta ubicado en el patio interior del Palacio de Hellbrunn. Su cercano bosque con cientos de abetos están adornados con miles de bolas rojas y guirnaldas de luces, los ventanales del palacio se convierten en un calendario de adviento gigante.¡ Es un entorno maravilloso!

El pistoletazo de salida de las fiestas navideñas de esta ciudad, el 6 de diciembre,  coincide con el mítico desfile de Krampus, una criatura diabólica que castiga a los niños que no se han portado bien durante el año. ¡Ten cuidado no sea que este personaje te lleve contigo!

 

Me interesa tu opinión: ¿conoces otro mercado navideño que sea accesible? Cualquier comentario sobre vuestra experiencia será de utilidad para otros viajeros, no dudes en compartirla en esta comunidad accesible.

¡Comparte!