Lisboa accesible, una de las ciudades más antiguas de Europa, es un destino perfecto para una escapadita de pocos días dada su proximidad a España.

La capital de Portugal tiene un carácter único y especial, al luchar por convertirse en una urbe moderna a la vez que conserva su historia y tradiciones y, esto se nota en su acogedor ambiente.

Hay muchísimas razones para conocer Lisboa: su historia, su gastronomía, sus tranvías antiguos, sus monumentos, sus puentes, sus melancólicos fados mezclados con su alegre vida nocturna, el estar construida entre 7 colinas y coronada por un castillo árabe, su arquitectura única con fachadas adornadas por diferentes azulejos, su río navegable…

¡Es imposible aburrirse en esta ciudad!

Precisamente uno de sus mayores encantos, su empedrado portugués y sus cuestas, es lo que dificulta que algunos barrios de esta ciudad resulten más complicados de visitar por personas con movilidad reducida o visual y familias que viajan con un carro de bebe.  Pero esto no quiere decir que sea imposible.

Por eso en este post te ofrezco todas las recomendaciones posibles para que saques el máximo partido a Lisboa accesible y te muevas con mayor comodidad por esta ciudad.

Para esta ciudad he querido hacer una distinción entre barrios destacando lo más característicos de cada uno de ellos.

¡No te lo pierdas!

Qué ver y qué hacer en Lisboa

Barrio de Belém

En el Barrio de Belém hay cinco lugares imprescindibles, dos de ellos declarados Patrimonio de la Humanidad que están muy cerca el uno del otro y otro que te dejará muy buen sabor de boca.

Desde esta parte de la ciudad, puedes caminar hasta el centro por un paseo muy agradable, libre de barreras, junto a la orilla del río Tajo.

 

  • Torre de Belém

Torre a orillas del río cuyo acceso es un puente de madera.

Esta torre, bañada por las aguas del río Tajo y declarada Patrimonio de la Humanidad, se considera el símbolo de la ciudad.

Se construyó en 1516 y sirvió como fortaleza para proteger la entrada al puerto y, posteriormente ha sido utilizada como prisión, faro y también como centro de recaudación de impuestos para entrar en la ciudad.

En el exterior se encuentra una maqueta de esta torre para que las personas con discapacidad visual puedan tocarla y tener una idea de como es este monumento. Además, hay una descripción en braille, pero esta en portugués.

Accesibilidad: Se puede contemplar desde su orilla por una rampa y acceder a la entrada por un puente de madera, pero su visita no esta adaptada para personas con movilidad reducida, la única manera de subir a la torre es a través de escaleras.

 

  • Monumento a los Descubrimientos

El monumento tiene la forma de una carabela. En cada lado del monumento, están las estatuas de héroes portugueses fuertemente ligados a los Descubrimientos, así como famosos navegantes, cartógrafos y reyes.

Al lado de la Torre de Belém se encuentra el Monumento a los Descubrimientos. Se construyó en 1960 para conmemorar los 500 años de la muerte de Enrique el Navegante, uno de los grandes descubridores de Portugal.

De 52 metros de altura, y con forma de carabela, representa a 33 personalidades de la Era de los Descubrimientos mirando al Tajo.

También hay una gran rosa del viento de mármol incrustada en el pavimento que contiene un mapa del mundo que muestra las ubicaciones de los diferentes exploraciones de Portugal.

Accesibilidad: Su mirador no es accesible para personas con movilidad reducida pero sí la sala de exposiciones por ascensor.

Para personas con discapacidad visual, existen lectores de pantalla con posibilidad de ampliar el tamaño de fuente, materiales en braille e imágenes en relieve, con información sobre el monumento y la exposición temporal. 

Para los visitantes con discapacidad auditiva tienen visitas en el lenguaje de signos portuguesa al monumento o a exposiciones temporales, con cita previa.

En cada exposición, patente, futura o de archivo, ofrecen materiales de lectura y de apoyo.

Plataforma accesible ubicada en los inicios de un tramo con escalones

Desde aquí puedes cruzar para visitar el Monasterio de los Jerónimos por una pasarela que pasa por debajo de las vías del tren gracias a una plataforma para personas con movilidad reducida y salvar así las escaleras.

 

  • Monasterio de los Jerónimos

Vista de la fachada del Monasterio de los Jerónimos

Declarado Patrimonio de la Humanidad en 1983 y considerado el más imponente monumento de la ciudad.

Es un antiguo monasterio de estilo manuelino. Fue encargado por el rey Manuel I de Portugal para conmemorar el regreso de Vasco de Gama de la India. Símbolo de la Era de las exploraciones portuguesas.

En su interior se encuentran las tumbas de Vasco da Gama y Fernando Pessoa. Además, tiene uno de los claustros más bonitos del mundo.

Accesibilidad: Accesible a la Iglesia y Claustro inferior por una rampa situada en la entrada principal. 

 

  • Pastelería Pastéis de Belém

Bandeja con pasteles de belém de hojaldre y crema

Sería un pecado irte de Lisboa sin degustar los famosos Pastéis de Belém.

Su horno trabaja desde 1837, y su receta sigue siendo hoy en día uno de los secretos mejor guardados.

La pastelería está al lado del Monasterio de los Jerónimos (Rua de Belém 84) y es fácilmente reconocible por el toldo azul y sus largas colas.

¡Además es accesible para personas con movilidad reducida! Se puede acceder a toda la panadería y cafetería, incluido el servicio.

 

  • Puente 25 de Abril

Vista tomada desde un lado del río . A la derecha el puente rojo 25 de Abril que atraviesa el río y a la izquierda en la otra orilla en lo alto de una colina la estatua de Cristo Rei con los brazos abiertos.

Seguramente tu primera impresión sea que ya lo hayas visto en otro lugar, y es que es muy similar al Golden Gate de San Francisco.

Con 2.277 metros de longitud, ostenta el título del puente colgante más largo de Europa.

Fue inaugurado en el año 1966, su parte superior está reservada para los coches, mientras que en una segunda plataforma situada justo debajo permite el tránsito de trenes.

El mejor lugar para contemplarlo es desde la Bahía del Tajo, además desde aquí también podrás observar a lo lejos el Cristo Rei, una copia del Cristo Redentor de Río de Janeiro.

Recientemente, se ha abierto la “Experiencia Pilar 7”, es un viaje a través de la historia de su construcción y termina con un recorrido en un ascensor de cristal hasta un punto de vista panorámica que proporciona una vista inigualable de la ciudad y el río. 

 

Centro de Lisboa: la Baixa

La Baixa es el barrio más céntrico y uno de los más accesibles junto con el Barrio de Belém, al ser un terreno plano de pavimento regular, aceras rebajadas y pasos de cebra señalizados con pavimento táctil.

Puedes comenzar a visitarlo por la Plaza del Comercio recorriendo la Rua Augusta, zona comercial y peatonal de la ciudad, hasta llegar a la Plaza del Rossio, una de las plazas más importantes de la ciudad.

 

  • Plaza del Comercio

Estatua ecuestre de Don José I en la Plaza del Comercio y al fondo vista frontal del Arco Triunfal cuya fachada es amarilla.

Esta enorme plaza fue durante décadas la puerta de Lisboa para el comercio marítimo. Lugar donde durante 200 años estuvo el Palacio Real.

Hoy en día marca el centro de la ciudad y es una de las de mayores plazas de Europa.

Desde aquí podrás tener una gran vista al estuario del Tajo, pasar bajo el impotente Arco Triunfal de la Rua Augusta donde se puede subir a la terraza, accesible por ascensor, para tener una vista única de la plaza y ver justo en el centro la estatua de bronce de José I. 

 

  • Elevador de Santa Justa

Elevador de estructura metálica, enteramente de hierro que se levanta sobre una calle.

Un ascensor de estilo neogótico de 45 metros adaptado para personas con movilidad reducida es una alternativa para conectar desde la Baixa con el barrio más bohemio de Lisboa, el Chiado y evitar así las calles espinadas.
.
Podrás obtener unas buenas vistas increíbles del río y de toda la Baixa, la Plaza del Rossio, la Plaza del Comercio y el Castillo de San Jorge.

 

  • Plaza del Rossio

Plaza del Rossio, cubierta por mosaicos blancos y negros. en el centro se encuentra la estatua de Don Pedro IV, a la derecha una fuente y al fondo el Teatro cuya fachada es blanca.

Es el centro neurálgico de Lisboa, un lugar de tránsito donde se dan cita los lisboetas y visitantes.

En los lados de la plaza y en sus calles aledañas encontraréis tiendas, bares y restaurantes de los más famosos de la ciudad como el café Da Nicola y la Pastelaria Suiça.

Recorriendo esta plaza nos encontramos la estatua de San Pedro, el Teatro Nacional Doña María II y la estación ferroviaria de Rossio.

 

Barrio Chiado

El barrio más bohemio de Lisboa, a medio camino entre la Baixa y el Barrio Alto.

 

  • Iglesia del Convento do Carmo

Interior del Convento do Carmo sin techo.

Situado al lado de la parte superior del Elevador de Santa Justa. Es una antigua iglesia que quedó sin reconstruir tras el terremoto de 1755. 

La propiedad ahora alberga el Museo Arqueológico de Carmo, dedicado a la historia portuguesa. Hay un ascensor eléctrico que lleva a los usuarios de sillas de ruedas por las escaleras hasta el piso de las ruinas al aire libre.

 

  • Rua Garrett y la Praça Luís de Camoes

Plaza con una terraza de una cafetería al aire libre llena de gente.

Lo mejor es pasear con tranquilidad y disfrutar del encanto de este barrio animado recorriendo la Rua Garrett hasta la Plaza Luis de Camoes, uno de los escenarios de la Revolución de los Claveles, que marca el límite de los barrios del Chiado y del Barrio Alto. 

En el barrio se concentran una gran cantidad de tiendas originales, librerías, terrazas, artistas y cafés antiguos donde tomar un buen café, especialmente el Café a Brasileira con la famosa estatua del poeta Fernando Pessoa presidiendo la entrada.

 

Barrio Alto

El barrio Alto junto al bario Alfama son los menos accesibles y más difíciles de transitar si eres una persona usuaria en silla de ruedas o si viajas en familia con un carro de bebé, debido a sus calles empinadas y empedradas y aceras estrechas y apenas bordillos rebajados.

 

  • Vida nocturna

Si algo caracteriza a este barrio es su carácter alternativo. Durante el día es un lugar arcaico y deteriorado, transitado únicamente por los turistas. Sin embargo, a la noche el escenario cambia, y se convierte en la zona más animada de la ciudad.

Repleto de restaurantes, bares de copas, discotecas y gente abarrotando las calles, si te gusta la fiesta y divertirte este es tu lugar.

 

  • Miradores

Cuenta con dos miradores famosos:

El mirador de San Pedro de Alcántara, desde el que se obtienen unas vistas impresionantes de Alfama al frente, el castillo de San Jorge y la Sé y el Tajo a la derecha. 

Mirador de Santa Catarina, es el mirador con más ambiente de Lisboa. Al caer la tarde se llena de turistas y lisboetas, tomando unas cervezas y charlando. Siempre hay algún músico y artista callejero que te agrada aún más esta visita.

 

Barrio de la Alfama

Si quieres conocer la esencia de Lisboa tienes que visitar este barrio. Sin duda el barrio mas antiguo y a la vez más auténtico, olvídate del mapa y descubre por ti mismo sus calles laberínticas, te sorprenderás a cada paso que des.

Calle empinada de fondo una de las torres de la Catedral de Lisboa y a la derecha la fachada de diferentes edificios.

La mejor manera para acceder si tienes eres una persona con movilidad reducida es cogiendo el elevador para el Castillo de San Jorge en la Baixa Pombalina (Rua dos Franqueiros), que combinado con el que se ubica en el antiguo Mercado do Chão Loureiro te dejará en las proximidades del Castillo de forma rápida, más cómoda que subiendo las empinadas cuestas y además gratuita.

 

  • La Sé, catedral de Lisboa

Fachada de la entrada de la Catedral de Lisboa

La Catedral conocida como la Sé de Lisboa data del siglo XII y su estilo predominante es el románico. Se caracteriza por haber sobrevivido a grandes catástrofes, entre ellas el terremoto de 1755,  y ser el edificio religioso más importante e antiguo de la ciudad.

En su interior serás testigo de la mezcla de sus diferentes estilos arquitectónicos, en el que destaca su claustro y su tesoro.

 

  • El Castillo de San Jorge

Murallas del Castillo de San Jorge

En la colina más alta de Lisboa se alza el Castillo de San Jorge, antigua residencia de los reyes de Portugal. Gracias a su estratégica ubicación obtendrás unas magníficas vistas de toda la ciudad.

Su mayor punto de interés en su interior es la Torre de Ulises, donde podrás observar una panorámica de la ciudad en 360º gracias al periscopio de Da Vinci que se encuentra instalado en ella. 

Accesibilidad: Muy difícil recorrerlo en silla de ruedas por su pavimento empedrado.

 

  • Vistas panorámicas desde sus miradores

Vista panorámica de la ciudad de Lisboa desde un mirador.

En Alfama hay dos miradores muy populares. Uno es el Mirador de Santa Luzia, justo al lado de la Iglesia Santa Lucía. Y el otro, situado un poco más arriba, es el Mirador Portas do Sol.

Las vistas desde cualquiera de estos dos miradores son espectaculares, te aconsejo que te tomes tu tiempo y disfrutes de ese momento. 

 

  • Escuchar Fado portugués

Sin duda es el mejor lugar para escuchar fado es cenando a la luz de las velas en algunas de las tabernas típicas que te encontrarás por Alfama.

Para quien no lo sepa el Fado son canciones populares portuguesas de carácter melancólico en las cuales se expresan las experiencias de la vida.

 

Otras atracciones

  • Coger el tranvía número 28 o 15

Tranvía amarillo y blanco con asientos de madera subiendo una calle empinada de Lisboa

Recorrer los puntos más importantes de la ciudad en el tranvía número 28 se ha convertido en una atracción turística imprescindible en Lisboa. Estos tranvías son característicos por su color amarillo y asientos de madera. Eso sí, si te animas hacer un recorrido en este medio de transporte te sentirás como sardina en lata, pero sin duda será una gran experiencia.

Accesibilidad: Este tranvía no está adaptado para personas con movilidad reducida pero otra alternativa más moderna es realizar un recorrido por el tranvía número 15 E que te lleva de la Plaza del Comercio al Barrio de Belem, aunque acceder a ellos dependerá de la silla de ruedas que utilices.

 

  • Navegar por el río Tajo

Si quieres tener una perspectiva diferente de la ciudad, esta es la mejor opción. Navegar por las tranquilas aguas del río Tajo mientras contemplas el atardecer, no suena nada mal.

Durante el paseo se suele recorrer el río Tajo desde la Torre de Belém hasta el barrio de Alfama, viendo la ciudad al completo.

Los barcos de algunas compañías están adaptados para personas con movilidad reducida.

 

  • Degustar la gastronomía portuguesa

Además de los pasteles de Belém acompañado siempre de un buen café portugués, déjate sorprender por los sabores de Lisboa.

Entre la gastronomía típica de allí está el plato estrella: el bacalhau, en sus múltiples variedades como el bacalhau à brás o el bacalhau com natas. También son muy típicas las sardinas asadas, especialmente si coincides con la fiesta popular de San Antonio  donde es muy característico el olor a sardina en las parrillas cuando cae el sol. Y, el cocido portugués mientras bebe su rico “Ginja” un licor dulce muy típico de Lisboa.

 

Lisboa Accesible

Como he mencionado en la introducción algunos barrios de Lisboa son más difíciles de visitar para personas con discapacidad o familias que viajen con un carro de bebe. Principalmente por tratarse de calles empinadas, suelo empedrado en mal estado, con aceras estrechas, sin bordillos rebajados ni pavimento táctil para personas con discapacidad visual. 

Aún así, es cierto que esta ciudad lucha por ser cada vez más accesible gracias a la eliminación de barreras arquitectónicas y desniveles. Con la introducción de nuevos pavimentos, rampas y señales, lo que facilita los desplazamientos de las personas con movilidad reducida.

Por todo esto, hacer uso de un scooter eléctrico, o acceder a estos barrios en algunos de los elevadores o en taxi favorecerá que tu visita sea más agradable.

Cómo moverse

Habrás podido observar que hay multitud de posibilidades para moverte por Lisboa, ahora bien, ¿son todas accesibles? A continuación te lo detallo.

  • Autobuses 

La compañía de Transporte Públicos de Lisboa llamada Carris cuenta con autobuses adaptados para personas con movilidad reducida, equipados con rampas de acceso, plataformas elevadoras (en los modelos más recientes), amplios espacios interiores, plazas reservadas, avisos sonoros y luminosos, y braille en los botones de parada.

En las marquesinas de las paradas se muestra información sobre los horarios, las tarifas y los trayectos de cada línea. También existen pantallas informativas que indican el tiempo de espera hasta el siguiente autobús.

Puedes ver todas las información más detallada en www.carris.pt

  • Tranvías

La línea 15 E entre Praça da Figueira y Algés, pueden ser utilizados para personas con movilidad reducida en función de la silla que utilice, pues aunque exista un espacio reservado para personas en silla de ruedas y carros de bebé, no disponen de rampa, simplemente paran próximos a la acera. 

Además no todos están están equipados con avisos sonoros y luminosos anunciando las paradas.

  • Tren

Gran parte de las estaciones de ferrocarril son accesibles, y los trenes cuentan con plazas especiales para personas con movilidad reducida, plataformas de acceso al interior, amplios espacios interiores y avisos sonoros y luminosos a lo largo del viaje que identifican cada parada.

Más información en www.cp.pt

  • Metro

No todas las estaciones de metro están adaptadas para personas en silla de ruedas, por eso es aconsejable informarse sobre las paradas que si lo son. Puedes ver cuáles son en este mapa del metro, en el que aparecen las estaciones adaptadas.

  • Taxi

Existen varias empresas que cuentan con vehículos totalmente adaptados para las personas con movilidad reducida.

Descuentos 

En casi todos los monumentos hacen descuento o es gratuito a personas con movilidad reducida y su acompañante.

APPS

Para planificar tu viaje a Lisboa, puedes ayudarte de la plataforma TUR4all para encontrar información sobre la accesibilidad de diferentes establecimientos turísticos de la ciudad o, echar un vistazo a mi post 7 apps accesibles imprescindibles para viajar.

 

 

Me interesa tu opinión, ¿qué barrio de Lisboa es tu favorito? Cualquier comentario sobre vuestra experiencia en Lisboa será de utilidad para otros viajeros.

 

 

¡Comparte!